DOCTOR, ¿MI HIJO NECESITARÁ ORTODONCIA?
05 Jan 2018
DOCTOR, ¿MI HIJO NECESITARÁ ORTODONCIA?

La ortodoncia es un tratamiento dental cuyo objetivo es trabajar la mala posición de los dientes para conseguir una sonrisa perfecta y, sobre todo, una funcionalidad correcta de la boca.

 

Podríamos pensar que la ortodoncia infantil sólo es aplicable cuando el niño ha llegado a la adolescencia, es decir, cuando ya cuenta con todos sus dientes permanentes. Sin embargo, en ocasiones es preciso corregir la posición de los dientes en niños más pequeños, de entre 7 y 11 años de edad. En estos casos hablamos de un tipo de ortodoncia denominada interceptiva, que lo que intenta es identificar (o interceptar) aquellos problemas concretos que deben abordarse previamente a otros posibles tratamientos de corrección. ¿Cómo? Aprovechando el mismo crecimiento del niño para fortalecer el tono muscular de la cara y coordinando correctamente la aparición de los maxilares.

 

Son múltiples las señales que nos indican si un niño puede necesitar o no ortodoncia: desde la pérdida de los dientes de leche demasiado pronto o demasiado tarde hasta una mordida no funcional o defectuosa, pasando por hábitos adquiridos durante los primeros años de vida, como utilizar chupete o chuparse el dedo, o la posición de los dientes, tanto espaciados como apiñados. La visita a tu dentista de confianza te ayudará a decidir si es necesario iniciar el tratamiento, además de, evidentemente, facilitarte todas las indicaciones para llevarlo de la mejor manera posible.

 

Los tratamientos de ortodoncia que ofrecemos en Clínica Dental Gratacòs proporcionan seguridad y tranquilidad tanto al niño como a los mayores, puesto que garantizan un resultado perfecto sin que el menor padezca dolor alguno. Porque, lejos de lo que muchos piensan, la ortodoncia no duele, no hace daño. Lo único que puede notar el niño según el tratamiento utilizado son ciertas molestias (no dolor) al masticar y hablar durante las dos primeras semanas. La ortodoncia en general es un tratamiento que sólo puede proporcionar beneficios para el niño y un ahorro para la familia a largo plazo. Por todo ello, resulta de gran importancia que todos los problemas mencionados anteriormente se detecten a tiempo, para evitar así otros tratamientos más costosos y más largos.    

 

Existen distintos tipos de ortodoncia que el profesional de nuestra Clínica considera personalmente para cada caso, según la edad del niño, las características de sus dientes y el problema detectado. Así, hablamos de expansores de paladar removibles o fijos, mantenedores de espacio y aparatos fijos.


Déjate asesorar en Clínica Dental Gratacòs y la salud bucodental de tus hijos estará en las mejores manos. Averigua más sobre odontopediatria.

categorías: odontopediatria
©2014 Clínica Dental Gratacòs 2018 |